comarca deportiva

futbol, primera-division

Santos busca revivir en el infierno de Toluca

Una nota de Editorial Comarca

Santos Laguna buscará revivir en el infierno de Toluca, rival añejo, pareja de finales, verdugo y víctima de un equipo que está viviendo una de sus peores épocas deportivas. El Estadio Nemesio Diez, en la capital del chorizo, será el escenario que hospede a los 11 guerreros que, bajo el mando de Nacho Ambriz, buscarán […]

Santos busca revivir en el infierno de Toluca comarca deportiva

Santos Laguna buscará revivir en el infierno de Toluca, rival añejo, pareja de finales, verdugo y víctima de un equipo que está viviendo una de sus peores épocas deportivas.

El Estadio Nemesio Diez, en la capital del chorizo, será el escenario que hospede a los 11 guerreros que, bajo el mando de Nacho Ambriz, buscarán cortar una racha de tres partidos consecutivos con derrota, sin anotar gol, y recibiendo nueve, como si se tratara de un equipo de la Liga de Expansión.

El infierno de Toluca: terreno de amarguras y celebraciones para Santos Laguna

A lo largo de su corta historia, Santos Laguna ha disputado tres finales en el infierno de Toluca. Los tres enfrentamientos tienen un punto de encuentro: cerraron en el Estadio Nemesio Díez, también conocido como "La bombonera".

Allí, el equipo lagunero, que acumula una victoria, un empate y cinco derrotas, buscará salir del sótano de la clasificación general contra un equipo que viene herido, luego de haber quedado eliminado de la Concacaf Champions Cup en una inesperada voltereta contra el Herediano de Costa Rica, dirigido por uno de los ex jugadores de Santos más queridos y respetados de la historia, Héctor Altamirano.

Santos y Toluca llegan con la urgencia de ganar, de dar un golpe de credibilidad a sus proyectos deportivos que recién iniciaron; el primero, con Nacho Ambriz como bombero, el segundo, con Renato Paiva, entrenador portugués que debe tener a un gran promotor como para haber recibido otra oportunidad en el futbol mexicano después de haber fracasado rotundamente cuando dirigió al León.

En los últimos cinco enfrentamientos, Santos Laguna solamente ha ganado un partido, el más reciente, tres goles a uno en el Territorio Santos Modelo. Los cuatro restantes fueron victorias para Toluca, de las cuales dos fueron por goleada, la más reciente un doloroso cinco a cero también en territorio lagunero y un espectacular 4 a 3 en la capital del Estado de México.

En los más recientes cinco partidos, Santos ha recibido 14 goles por parte de Toluca, por lo que Ambriz y su cuerpo técnico tendrán que poner especial atención en el aparato defensivo y, de ahí, partir para tratar de ganar y sacudir una mala racha que tiene destruida la autoestima de los jugadores.

El infierno de Toluca chamuscó que chamuscó dos veces al Santos Laguna

Corría el verano 2000. Santos Laguna era dirigido por Fernando Quirarte, quien ya había sido campeón con el equipo lagunero.

La escuadra tenía jugadores como Jared Borgetti, Rodrigo Ruíz, Héctor Altamirano, Adrián Martínez, Carlos Cariño, entre otros. La afición lagunera creí que podían remontar un dos a cero en contra registrado en el partido de ida.

Las puertas del infierno se abrieron, el espectacular Toluca de José Cardozo y Enrique Meza los hizo trizas, los dejó hechos cenizas. El partido terminó cinco goles a uno, con marcador global de 7 goles por uno anotado.

Pasaron 10 años, llegó el torneo Bicentenario 2010. Toluca, dirigido por José Manuel De la Torre, enfrentó al Santos de Rubén Omar Romano, un equipo que jugaba por nota, que era ofensivo y que tenía grandes jugadores en su plantilla como Oswaldo Sánchez, Juan Pablo Rodríguez, Matías Vuoso, Fernando Arce, entre otros.

Era el 23 de mayo de 2010. El partido de vuelta, con muchas llegadas y fallas y suspiros de gol, terminó empatado a cero goles. La final se tuvo que definir desde los 12 pasos.

Allí, frente al manchón de penal, Santos encaró la primera parte de la serie con autoridad, con maestría. Oswaldo Sánchez, como atajador, hizo su tarea. Los primeros cuatro tiradores de Santos también. De pronto, el infierno de Toluca volvió a jugar una mala pasada. Matías Vuoso, Carlos Morales y Fernando Arce fallaron penales consecutivos. Alfredo Talavera, arquero de los diablos, se erigió como héroe. Rubén Omar Romano desfalleció de la tristeza, tomó su cara y recibió un frío abrazo por parte de Felipe Baloy, defensa de roble del conjunto lagunero. Santos volvió a perder una final contra el Toluca.

Bien dicen que la tercera es la vencida. Nuevamente, Santos Laguna, se apersonó, en 2018, en otra final. Toluca era dirigido por su símbolo Hernán Cristante. Santos venía de dar bandazos en su proyecto, pero logró estabilidad bajo el mando de Robert Dante Siboldi.

Lectura recomendada | Amargo debut de Nacho Ambriz en Santos Laguna

El partido, parejo en todo momento, finalmente se lo pudo llevar el equipo lagunero. Los goles de Julio Furch y las atajadas de Jonathan Orozco fueron clave para ganar el sexto y último campeonato de Santos Laguna. Ahora sí, el infierno de Toluca se convirtió en el dulce y cálido hogar de los guerreros.

Hoy, en punto de las 7 de la noche, Santos tratará de afianzarse a la memora, al amor propio, para revivir aquella vieja hazaña y derrotar al Toluca. La afición y los jugadores y la directiva y el mismo cuerpo técnico necesitan un aliciente, un atisbo de ilusión, una señal que, al menos, permita pensar en que el proyecto deportivo de Orlegi y su club emblema tiene y tendrá futuro a corto, mediano y largo plazo.

comarca deportiva
Visit our FacebookVisit our InstagramVisit our Twitter
linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram