La historia que une a Santos con Querétaro

La historia de Santos con Querétaro está dotada de detalles interesantes que vislumbran un atractivo duelo entre ambas instituciones.

El próximo viernes primero de marzo Santos Laguna visitará el estadio Corregidora para enfrentar a los Gallos Blancos del Querétaro, un equipo que siempre ha coqueteado con los últimos lugares, que ha luchado por la estabilidad, por lograr proyección deportiva, pero que siempre ha tenido administraciones turbulentas.

La relación de Santos con Querétaro

Querétaro y Santos Laguna tienen una relación estrecha. El destino decidió cruzar a ambas instituciones en momentos clave, como si se tratara de un hechizo inexplicable.

Antes de que Alejandro Irarragorri, actual presidente del Consejo de Administración de Orlegi y dueño de Santos Laguna, tomara las riendas del equipo lagunero, buscó afianzar su idea y proyecto deportivo en Querétaro. Tenía apalabrado a Daniel Guzmán y buscaba dar estabilidad a un equipo que ascendía y descendía, que siempre tenía salarios caídos y que de ninguna manera era un ejemplo valioso por sus administraciones.

Finalmente, el proyecto Querétaro no cuajó. Los esfuerzos de Alejandro, con el apoyo de Grupo Modelo, se mudaron hacia la Comarca Lagunera, a invertir una fuerte suma para evitar que Santos perdiera la categoría. Las horas estaban contadas.

A Santos llegaron jugadores como Oswaldo Sánchez, Daniel Ludueña, Juan Pablo Rodríguez, Fernando Ortiz y Jorge Iván Estrada. Ellos vinieron a apuntalar a un equipo que estaba muriendo de hambre, de olvido.

Los jugadores de Daniel Guzmán tuvieron un torneo complicado. ¿El rival del descenso? Precisamente el Querétaro, de Chava Reyes.

Al final del campeonato, Querétaro, quien tenía como portero a Miguel Becerra y en la dirección técnica a Chava Reyes, perdió la categoría. No ganó un partido contra el Atlas y además recibió un castigo administrativo por no completar la regla de minutos de menores en cancha. Santos libró al sanguinario verdugo del descenso y se escribió la primera historia de estas dos instituciones. Tiempo después Miguel Becerra fue contratado como segundo portero de Santos y Chava Reyes se incorporó como director de fuerzas básicas del club.

En 2015, Querétaro y Santos se volvieron a encontrar. Ambas instituciones presumían de mayor organización y solidez deportiva. Los Gallos, en principio de cuentas, contaban con el respaldo de la familia Vázquez Aldir, dueña de Grupo Ángeles y tenían en su plantilla a un tal Ronaldinho, otrora mejor jugador del planeta. En Santos estaba en pie un proyecto comandado por el forcado Pedro Caixinha, ex ayudante de José Mourinho que dotó de garra y de lucha y de orden al equipo lagunero.

Los dos equipos, que apenas alcanzaron a colarse a la liguilla por el campeonato, se encontraron en la final. El primer partido lo ganó Santos Laguna cinco goles a cero. Javier, el Chuleta Orozco, tocó la gloria eterna al convertir 4 goles. Su carrera, después de ese logro, no volvió a despuntar.

El partido de vuelta, en Querétaro, se perdió 3 goles a cero, pero los Gallos no pudieron remontar una serie que, a todas luces, resultaba imposible de resolver.

Lectura recomendada | Nacho Ambriz: el largo camino de Iztapalapa a la Comarca Lagunera

Santos Laguna acumula cuatro partidos sin poder vencer al Querétaro. Con dos derrotas y dos empates, el equipo albiverde buscará ligar dos victorias consecutivas, tras haber vencido al Mazatlán, para recomponer una inercia perdedora de casi dos años.

Por otro lado, Querétaro, con base en orden y disciplina, ha logrado ser competitivo pese a lo modesta de su plantilla. Los Gallos vienen de golear al Atlético de San Luis y buscarán consolidar, en el Estadio Corregidora, un fortín que, hace 9 años, fue conquistado por los guerreros del Santos Laguna.

Santos busca revivir en el infierno de Toluca

Santos Laguna buscará revivir en el infierno de Toluca, rival añejo, pareja de finales, verdugo y víctima de un equipo que está viviendo una de sus peores épocas deportivas.

El Estadio Nemesio Diez, en la capital del chorizo, será el escenario que hospede a los 11 guerreros que, bajo el mando de Nacho Ambriz, buscarán cortar una racha de tres partidos consecutivos con derrota, sin anotar gol, y recibiendo nueve, como si se tratara de un equipo de la Liga de Expansión.

El infierno de Toluca: terreno de amarguras y celebraciones para Santos Laguna

A lo largo de su corta historia, Santos Laguna ha disputado tres finales en el infierno de Toluca. Los tres enfrentamientos tienen un punto de encuentro: cerraron en el Estadio Nemesio Díez, también conocido como "La bombonera".

Allí, el equipo lagunero, que acumula una victoria, un empate y cinco derrotas, buscará salir del sótano de la clasificación general contra un equipo que viene herido, luego de haber quedado eliminado de la Concacaf Champions Cup en una inesperada voltereta contra el Herediano de Costa Rica, dirigido por uno de los ex jugadores de Santos más queridos y respetados de la historia, Héctor Altamirano.

Santos y Toluca llegan con la urgencia de ganar, de dar un golpe de credibilidad a sus proyectos deportivos que recién iniciaron; el primero, con Nacho Ambriz como bombero, el segundo, con Renato Paiva, entrenador portugués que debe tener a un gran promotor como para haber recibido otra oportunidad en el futbol mexicano después de haber fracasado rotundamente cuando dirigió al León.

En los últimos cinco enfrentamientos, Santos Laguna solamente ha ganado un partido, el más reciente, tres goles a uno en el Territorio Santos Modelo. Los cuatro restantes fueron victorias para Toluca, de las cuales dos fueron por goleada, la más reciente un doloroso cinco a cero también en territorio lagunero y un espectacular 4 a 3 en la capital del Estado de México.

En los más recientes cinco partidos, Santos ha recibido 14 goles por parte de Toluca, por lo que Ambriz y su cuerpo técnico tendrán que poner especial atención en el aparato defensivo y, de ahí, partir para tratar de ganar y sacudir una mala racha que tiene destruida la autoestima de los jugadores.

El infierno de Toluca chamuscó que chamuscó dos veces al Santos Laguna

Corría el verano 2000. Santos Laguna era dirigido por Fernando Quirarte, quien ya había sido campeón con el equipo lagunero.

La escuadra tenía jugadores como Jared Borgetti, Rodrigo Ruíz, Héctor Altamirano, Adrián Martínez, Carlos Cariño, entre otros. La afición lagunera creí que podían remontar un dos a cero en contra registrado en el partido de ida.

Las puertas del infierno se abrieron, el espectacular Toluca de José Cardozo y Enrique Meza los hizo trizas, los dejó hechos cenizas. El partido terminó cinco goles a uno, con marcador global de 7 goles por uno anotado.

Pasaron 10 años, llegó el torneo Bicentenario 2010. Toluca, dirigido por José Manuel De la Torre, enfrentó al Santos de Rubén Omar Romano, un equipo que jugaba por nota, que era ofensivo y que tenía grandes jugadores en su plantilla como Oswaldo Sánchez, Juan Pablo Rodríguez, Matías Vuoso, Fernando Arce, entre otros.

Era el 23 de mayo de 2010. El partido de vuelta, con muchas llegadas y fallas y suspiros de gol, terminó empatado a cero goles. La final se tuvo que definir desde los 12 pasos.

Allí, frente al manchón de penal, Santos encaró la primera parte de la serie con autoridad, con maestría. Oswaldo Sánchez, como atajador, hizo su tarea. Los primeros cuatro tiradores de Santos también. De pronto, el infierno de Toluca volvió a jugar una mala pasada. Matías Vuoso, Carlos Morales y Fernando Arce fallaron penales consecutivos. Alfredo Talavera, arquero de los diablos, se erigió como héroe. Rubén Omar Romano desfalleció de la tristeza, tomó su cara y recibió un frío abrazo por parte de Felipe Baloy, defensa de roble del conjunto lagunero. Santos volvió a perder una final contra el Toluca.

Bien dicen que la tercera es la vencida. Nuevamente, Santos Laguna, se apersonó, en 2018, en otra final. Toluca era dirigido por su símbolo Hernán Cristante. Santos venía de dar bandazos en su proyecto, pero logró estabilidad bajo el mando de Robert Dante Siboldi.

Lectura recomendada | Amargo debut de Nacho Ambriz en Santos Laguna

El partido, parejo en todo momento, finalmente se lo pudo llevar el equipo lagunero. Los goles de Julio Furch y las atajadas de Jonathan Orozco fueron clave para ganar el sexto y último campeonato de Santos Laguna. Ahora sí, el infierno de Toluca se convirtió en el dulce y cálido hogar de los guerreros.

Hoy, en punto de las 7 de la noche, Santos tratará de afianzarse a la memora, al amor propio, para revivir aquella vieja hazaña y derrotar al Toluca. La afición y los jugadores y la directiva y el mismo cuerpo técnico necesitan un aliciente, un atisbo de ilusión, una señal que, al menos, permita pensar en que el proyecto deportivo de Orlegi y su club emblema tiene y tendrá futuro a corto, mediano y largo plazo.

Amargo debut de Nacho Ambriz en Santos Laguna

Amargo debut de Nacho Ambriz como director técnico de Santos Laguna. Así se puede resumir el partido que enfrentó Santos Laguna el domingo 18 de febrero contra los Pumas de la Universidad Nacional Autónoma de México.

El debut de Nacho Ambriz

Las expectativas entorno al debut de Nacho Ambriz como técnico de Santos Laguna eran altas. La afición desea ver a un equipo que se desempeñe con la personalidad que maneja su entrenador; que corra por toda la cancha, que dispute cada balón como si fuera el último, que haga un marcaje cercano, con los dientes de fuera y que busque generar un futbol atractivo, con el balón a ras de suelo, con llegadas, con profundidad, con goles.

El estadio de Ciudad Universitaria fue el escenario de presentación. El buen momento que viven los Pumas se reflejó en la tribuna. El equipo capitalino, con el ánimo de su gente, inició desde el primer instante enfocado en el arco rival. Santos se defendía, intentaba salir jugando desde su área, pero se perdieron muchos balones en el primer cuarto del terreno de juego.

Al minuto 24, llegó una pelota parada en favor de los universitarios. Un centro venenoso, al corazón del área, emanado de la pierna derecha de Eduardo Salvio, picó y fue rozado por Guillermo Martínez para encontrar el primer gol. Carlos Acevedo, quien no vive un buen momento, se quedó a medias. Cayó el primer golpe de realidad contra un equipo que no defiende bien desde hace dos años.

Continuó el asedio de los Pumas. Santos no se aproximaba al área. El dominio territorial era abrumador. Nacho Ambriz observaba desde la línea lateral del campo. Se tomaba la barbilla, emitía un par de gritos. No podía hacer más.

Fue en otra pelota parada, antes de terminar el primer tiempo, que desde un tiro de esquina el juvenil colombiano José Caicedo ganó el primer poste, cabeceó el balón a contrapié de Acevedo y convirtió el segundo tanto para los universitarios.

Se terminó el primer tiempo con el marcador dos goles a cero, pero con la sensación de que, en la segunda parte, podían caer más anotaciones.

Inició el segundo tiempo. La dinámica del partido fue la misma. Pumas dominando y Santos intentando controlar el partido, pero sin los argumentos técnico tácticos para conseguirlo.

Así, un balón a profundidad que envió el centrocampista Piero Quispe hacia el lateral uruguayo Robert Ergas obligó al jugador a desbordar y enviar una diagonal hacia César Huerta quien, después de fallar el contacto, tuvo tiempo de tomar el balón, acomodarse y pasar a Leo Suárez, quien venía entrando al área y, con la defensa como público de primera fila, definió al poste contrario de Carlos Acevedo para poner el tres a cero que terminó por sellar el resultado del partido.

A partir de ese momento, Pumas bajó el ritmo. Santos no pudo generar ocasiones de gol relevantes, salvo un tiro de Duván Vergara que, con las uñas, envió al poste el ex portero de Santos Laguna, Julio González.

Las reacciones tras el debut de Nacho Ambriz

El debut de Nacho Ambriz no fue el mejor, pero como dictan las reglas de la liga, tuvo que salir a comparecer ante los medios de comunicación. Con semblante tranquilo, el nuevo entrenador dio sus primeras impresiones.

"Enfrente tengo un gran rival, juega muy bien al futbol. No es de ahora, desde el profesor Lillini este equipo mejora más, ojalá y algún día mi equipo va a estar compitiendo de otra manera. Me siento un poco mal por los chicos, ha sido palo tras palo, en los últimos tres partidos nueve goles en contra", comentó Ambriz.

Lectura recomendada | Nacho Ambriz: el largo camino de Iztapalapa a la Comarca Lagunera

Para Ambriz la prioridad es levantar el ánimo de los jugadores.

"La semana se acorta con la jornada doble. El martes estaré preparando el partido, lo poquito que pueda trabajar hacerlo. Levantarles el ánimo, no es fácil entrar al vestuario.", agregó.

Santos adelantará su compromiso de la fecha nueve a media semana, en una complicada visita contra los diablos rojos del Toluca.

"Aunque yo lo conociera bien, si mi equipo no llega con un buen ánimo, con una buena actitud, será difícil, esa es mi tarea en estos días para poder recomponerlos, más que nada en lo mental", decretó Ambriz.

Nacho Ambriz: el largo camino de Iztapalapa a la Comarca Lagunera

Nacho Ambriz aterrizó en La Laguna con retraso y su obsesión lo llevó, antes de ser presentado, a dirigir la primera práctica de Santos Laguna.

El barrio de Culhuacán, en Iztapalapa, engendró a un pequeño varón, el 7 de febrero de 1965, cuyos padres nombraron Ignacio Ambriz Espinoza.

Su madre, Teresa Espinoza Mercado, hoy tiene 80 años y sigue hospedada entre los callejones del barrio. Su padre, ya fallecido, Ignacio Ambriz Martínez, trabajó en el cine mexicano como jefe de staff. Desde aquel momento, el reflector comenzaba a chanflear su mirada hacia él.

Desde niño, el pequeño Ignacio comenzó a ser conocido como Nacho. De facciones duras y estatura mediana, siempre manifestó su gusto por el futbol. Las calles lo formaron y es que la mejor escuela para fabricar futbolistas está en el pavimento, en la tierra, entre la grava y los baches y las piedras.

“Una niñez carente de muchas cosas, del barrio. Nunca faltaron los frijoles, pero aprendí valores importantes en casa, como el ver a un padre siempre trabajar. Un tipo que nos hizo trabajadores, responsables”, comentó el nuevo entrenador de Santos Laguna en una entrevista con Javier Alarcón.

Ambriz empezó a cascarear en las calles, terminaba con los zapatos rotos y las uñas voladas. Hoy sigue regresando al barrio que lo engendró. Muchos de sus amigos sufren alcoholismo, viven ahogados en la drogadicción, pero no deja de agradecer y de enorgullecerse de sus raíces, del lugar que labró una personalidad que lo llevó a ser uno de los mejores mediocampistas de México.

Nacho Ambriz: el futbolista

Nacho Ambriz debutó con el Necaxa en 1983. En su primera etapa como futbolista apenas disputó 19 partidos. Su carrera inició lenta, fue de menos a más, el éxito tardó en llegar. Como si no pasara el tiempo. El talento mexicano tiene menos oportunidades que el extranjero.

Pasó a la segunda división. En la liga de plata comenzó a tener más minutos con el equipo de Salamanca. Allí llamó la atención de los visores de León y fue reclutado para incorporarse al primer equipo, con apenas 22 años de edad.

Su paso por León tampoco fue destacado, prácticamente no tuvo minutos. La carrera comenzó a complicarse, hasta que Ambriz, aquel niño soñador de Culhuacán, regresó a sus orígenes, al Necaxa, a uno de los equipos más antiguos y tradicionales de la Ciudad de México.

A partir de ese momento cambió. Fue 7 años titular del Necaxa, aquel equipo que, bajo la tutela de Manuel Lapuente, hizo historia en la última década del Siglo XX.

Con el éxito y la regularidad y el dinero también llegaron los problemas. Nacho se sumió en el alcohol y las drogas, dos elementos que, hasta sus 17 años, le susurraban en las calles de su barrio.

Fue Manuel Lapuente quien le dio la mano. Nacho se internó en una clínica de rehabilitación, salió adelante. Despuntó como futbolista, fue capitán de la selección en el mundial de Estados Unidos en 1994.

Nacho se retiró como futbolista en su tercera etapa con Necaxa, después de haber jugado en Celaya y Puebla. Disputó más de 300 partidos en primera división. El campo no lo quiso dejar. Comenzó su carrera como entrenador.

Nacho Ambriz: el entrenador

Era comandante y líder en la media cancha como jugador y esos dotes lo llevaron hacia los banquillos. Nacho Ambriz debutó como entrenador con el Puebla, a invitación de Jorge Campos, quien participaba en la directiva.

Ambriz solo dirigió 7 partidos, ganando dos, empatando otros dos y perdiendo tres. Aún así, logró salvar del descenso a un equipo que tenía muchos problemas administrativos y organizacionales.

En ese momento, Nacho entendió que aún le faltaba madurar para dirigir a un equipo, aún se sentía jugador y fue, en aquellos años, que recibió la invitación de uno de sus mentores, Javier Aguirre, para emprender la travesía a Europa como uno de sus asistentes.

Lectura recomendada | Cortan proceso de Repetto: crisis santista se agrava

Por casi 7 años, Nacho Ambriz formó parte del cuerpo técnico de Javier Aguirre en Osasuna y Atlético de Madrid. Dentro de sus logros destacan haber ayudado a clasificar al Osasuna a Champions League y haber regresado a la misma competencia al Atlético de Madrid después de años de ausencia.

Finalmente, Nacho entendió que se tenía que independizar y en San Luis continuó su carrera como entrenador en la primera división de México

Nacho Ambriz ha sido entrenador de Puebla, San Luis, Chivas, Querétaro, América, Necaxa, León, Huesca y Toluca. Ha dirigido 519 partidos, con 218 victorias, 138 empates y 163 derrotas para una efectividad del 50.86%.

Su proyecto deportivo más exitoso sin lugar a dudas fue en León. Por tres años logró que el equipo jugara por nota, con el balón a ras de suelo, con modelos ofensivos, pero también equilibrio en la defensa.

En su paso por el conjunto esmeralda, Ambriz fue campeón de liga en 2020, pero también ganó la Copa Mx con el Necaxa y la liga de Campeones de CONCACAF con el América.

En Toluca, su equipo más reciente, logró un subcampeonato, pero la directiva decidió cortar de tajo su proyecto deportivo.

La llegada de Nacho Ambriz a Santos Laguna despertó la ilusión de los aficionados. En Orlegi no es habitual la contratación de entrenadores consolidados en México, “los que cobran buena plata y exigen refuerzos de altura”.

Santos Laguna tendrá su primer reto el fin de semana frente a los Pumas en Ciudad Universitaria. Ambriz, en su llegada a la Comarca Lagunera, prometió regresar al equipo a los primeros planos, convertir al Estadio Corona en un fortín como la antigua casa, anclada en el barrio de las Carolinas.

“Se los dejé muy claro a todos. Jugador que no corre no juega conmigo. El equipo tiene que tener ese ADN, una identidad, como el Santos del Corona, del Santos de Adomaitis, Pony o de Benjamín. Yo quiero rescatar ese equipo y necesito a la afición”, decretó el chico de barrio que soñó con ser futbolista y que hoy ilusiona a toda una región.

Invitan a la obra Fuera de lugar: futbol, corrupción e identidad

Fuera de lugar es una obra de teatro documental inspirada en el reportaje "Operación Orlegi: la relación del futbol con el Ayuntamiento de Torreón y el Gobierno de Coahuila". El proyecto, que usa como base el futbol y el valor emocional e identitario que tiene para los laguneros, también explora las sensaciones de una comunidad que aún no ha madurado.

La pieza no busca convertirse en una adaptación anecdótica convencional si no un subproducto de la investigación. El tratamiento aborda el proyecto desde el uso de la dramaturgia contemporánea y trabajo multidisciplinario.

La premisa central abre un proceso de investigación afectivo que engloba tres temas centrales: fútbol y corrupción, el futbol como ícono identitario y el periodismo independiente y su labor.

Fuera de lugar y la identidad alrededor de la pelota

La juventud de la región y de las ciudades que la componen hacen que los símbolos identitarios sean escasos y, por ello, el futbol, desde la década de los 70, se convirtió en un fenómeno social potente para quienes habitan la Comarca Lagunera.

La investigación, elaborada por Red es Poder, medio de digital de periodismo independiente, reveló la cantidad de recursos públicos que se otorgan, a través de estímulos fiscales, compra de publicidad y donativos, a las arcas de las empresas asociadas a Grupo Orlegi con la excusa de que la promoción del deporte ayuda al desarrollo de tejido social y a temas de prevención en materia de seguridad pública.

Fuera de lugar se presentó por primera vez en noviembre de 2023 en Plan B Estudio Teatro. Fue la primera ocasión que se adaptó un reportaje de investigación a una pieza escénica. Junto con la compañía Torrente Teatral, Valeria Arciniega, Wanda Roisu, Jorge Espejel y Mace Medina presentaron un proyecto que toma lagunerismos y los expone al público para generar discusión y reflexión en torno a la vida regional.

Lectura recomendada | La tragedia en la puerta 7 del TSM

Fuera de lugar se presentará por segunda ocasión el próximo sábado 17 de febrero en punto de las 8 de la noche en el Teatro Alfonso Garibay, ubicado sobre la avenida Bravo, justo detrás del Hotel Marriot, en el centro de la ciudad de Torreón.

El costo de los boletos es de 180 pesos y se pueden adquirir a través de las redes sociales de Red es Poder y en el número 871 396 0722.